Domingo, 04 de mayo de 2014

"¿Cómo fue que Dios hizo a Eva de catorce años y medio? Fue en Envigado, que era el Paraíso, pues hay dos ríos, la Ayurá y la Mina. Allí hace 52.000 años, Jehová hizo a Eva de catorce años y medio y le quedaron untadas las manos y se las llevó a las narices, hizo un gesto raro de deleite y exclamó: “Huele no más que a bueno”.

Allí en tal instante de tal frase, apareció la primera idea filosófica: Lo bueno en sí. El blanco toro orejinegro asistió a la olida, y por eso él también huele, levanta el testuz y hace el divino gesto.

Desde entonces van unidos amor y olor; olemos todo lo que amamos. Pero ¿cómo fue esta ocurrencia? Fue así: Paseaba Jehová por la finca de Pacho Pareja... Paseaba por allí, descalzo, impertinente y lleno de vitalidad. Atisbaba... y nada veía; faltaba qué atisbar; faltaba lo que hace aletear las narices. Comprendió Jehová que tal era la causa de que Adán viviera dormido, sin bríos, como agüevao...

Y allí fue, bajo un aguacate en donde le vino la noción de muchacha. E hizo a Eva, de catorce años y medio, pujante y palpitante, con los deseos en su cúspide, lo cual expresó ella en las primeras palabras que dijo, al desperezarse, al estirar el cuerpo para que circulara por la columna vertebral el fluido nervioso, a saber: “Me estoy muriendo de la dicha”.

Acabada la obra, Dios se llevó instintivamente las manos a las narices e hizo el gesto divino: OLÍA A NALGA."

Fernando González - Filósofo colombiano (1895-1964)


Tags: toro, celo, Fernándo González, filósofo

Publicado por rosahu @ 10:22 PM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios